7 maneras de aprender inglés más rápido, según la ciencia

Escrito por aprendeinglesrapido 16-04-2018 en estudio. Comentarios (0)

Queremos hacer todo más rápido: ¡enviar mensajes más rápido, llegar a lugares más rápido, hablar más rápido!

Sin embargo, a veces no podemos hacer las cosas rápido. Por ejemplo, todos sabemos que se supone que aprender un nuevo idioma lleva mucho tiempo. Hay nuevas reglas para memorizar y nuevas palabras para aprender. Tienes que aprender y practicar y recordar toneladas de cosas, y todo eso lleva tiempo.

Pero, aun así, debe haber una manera de aprender a hablar ingles rapido ... ¿verdad?

Hay muchos consejos en línea sobre cómo aprender inglés rápido. FluentU tiene su propia guía sobre cómo aprender inglés a través de solo 35 minutos al día. También tenemos infinidad de consejos y trucos para que tu inglés sea más rápido y fácil.

Por ejemplo, si está tratando de escribir la palabra "fantasma" y no está seguro de si la h aparece antes o después de la g, intente decirlo en voz alta.

Si intentas decir "hgost", el sonido "HG" parece imposible de pronunciar, ¿no es así? Pero el sonido "GH" en "fantasma" es posible. ¡Usa eso!

3. Aprende nuevos sonidos por separado

Lo que dice la ciencia:

Aprender inglés cambia la forma en que funciona tu cerebro. Sorprendentemente, aprender un nuevo idioma hace que tu cerebro crezca. Un estudio descubrió que, a medida que aprendemos un idioma, partes de nuestro cerebro crecen. Cuanto mayor sea el crecimiento, más fácil será el nuevo idioma para que aprendas.

Una parte aún más interesante del experimento en este estudio, sin embargo, mostró que nuestros cerebros reaccionan de manera diferente a diferentes sonidos.

Por ejemplo, las letras L y R pueden ser difíciles de escuchar para los estudiantes de idiomas, especialmente si su idioma nativo solo tiene una letra para ambos sonidos (como el japonés). El experimento mostró que cuando los hablantes de inglés escuchaban las letras L y R, dos partes diferentes de sus cerebros reaccionaban a los sonidos. Los hablantes japoneses solo reaccionaron en un área.

Lo que puedes hacer:

Antes de que puedas hablar y entender el inglés como un nativo, aprende sonidos en inglés. Esta es una gran publicación llena de información sobre diferentes sonidos en inglés y cómo pronunciarlos.

Encuentra los sonidos que son más difíciles de entender o pronunciar y estudialos con más fuerza.

Algunos experimentos muestran que escuchar sonidos ralentizados puede ayudarlos a aprender en tan solo una hora. ¡Ahora eso es rápido!

No necesita ningún software especial para desacelerar los sonidos: ¡YouTube puede hacer eso por usted! Encuentra algunos videos de hablantes nativos usando el sonido (o sonidos) con los que necesitas ayuda. Aquí hay una muy buena con diferentes palabras que usan las letras R y L.

Para cambiar la velocidad, haga clic en el ícono de configuración en la esquina inferior derecha del reproductor de video (se ve como un pequeño engranaje o rueda). Luego haga clic en "velocidad" y elija una velocidad menor a 1.

Intente escuchar a 0.25 de la velocidad durante 10 minutos, luego 0.5 por otro 10. Luego, reproduzca el video a velocidad normal. Haga esto varias veces con diferentes sonidos y notará que cada vez es más fácil escuchar la diferencia entre sonidos difíciles: ¡ese es su cerebro en crecimiento!

4. Usa asociaciones de palabras

Lo que dice la ciencia:

Cuando usa asociaciones de palabras, está conectando palabras con otras palabras, sonidos, movimientos, ideas o imágenes. Cuando escuchas el sonido "woof", lo asocias, lo conectas con un perro. Cuando ve una imagen de un sol, inmediatamente piensa en las palabras "sol", "cálido" y "caliente". No tiene que perder el tiempo pensando en esto, estas palabras vienen a su mente automáticamente.

Aprender palabras a través de asociaciones no solo es divertido, es una forma muy útil de acelerar tu aprendizaje de inglés. Los científicos usaron este estudio para observar el lenguaje de señas, un lenguaje que las personas sordas comunican y que usa las manos y los dedos en lugar de los sonidos para formar palabras.

Un experimento demostró que es mucho más fácil recordar signos que se parecen a la palabra que representan. Esto significa que es más fácil recordar la palabra del lenguaje de señas para "comer" porque parece una persona comiendo. Es más difícil aprender palabras cuando el movimiento de sus manos no está conectado a la idea con tanta fuerza.

Lo que puedes hacer:

Cuando estés aprendiendo palabras nuevas, trata de aprenderlas en grupos. Combina una palabra con una imagen, un movimiento u otra palabra. Cuando tengas esta fuerte conexión en tu mente, te será más fácil recordarla.

Intente usar sus manos y cuerpo para mostrar el significado de las palabras que está aprendiendo, al menos hasta que lo recuerde por sí mismo. También podría intentar dibujar algunas imágenes en lugar de escribir las definiciones.

Para una actividad divertida, intente convertir las palabras en lo que significan. Puede encontrar algunas ideas usando la búsqueda de Imágenes de Google. Hacer esto no solo te ayudará a recordar el significado, ¡sino también la ortografía!

5. Recuerda patrones, no reglas

Lo que dice la ciencia:

Mire el primer minuto de este video.

¿Puedes repetir el patrón? Lo bien que puede recordar y repetir patrones puede significar mucho para la facilidad con que puede aprender un nuevo idioma.

En este estudio, a los estudiantes se les mostró un grupo de figuras una después de la otra. Los estudiantes que fueron los mejores en encontrar los patrones en las formas también fueron los mejores en aprender hebreo. Los idiomas están formados por patrones, y cuanto más fácil sea para usted encontrar estos patrones, más fácil le resultará aprender el idioma.

Lo que puedes hacer:

Es posible que ya haya pasado un tiempo aprendiendo las reglas de la gramática y la ortografía en inglés. En lugar de pensar en ellos como reglas, trate de recordar los patrones.

Mire el tiempo pasado normal, por ejemplo. La regla dice "cambiar un verbo regular en su forma de tiempo pasado, agregar -ED al final del verbo". Si puedes recordar eso desde solo leer la oración, ¡genial! Para la mayoría de nosotros, sin embargo, es difícil entender la regla a menos que la veamos utilizada.

Entonces, ¿cómo sabes qué consejos usar? Siempre puede elegir los métodos de aprendizaje de idiomas que mejor se adapten a sus necesidades, pero a menudo significa que debe probar muchos métodos diferentes antes de encontrar el que prefiera. Puede perder un montón de tiempo probando otros métodos que no hacen nada por usted antes de encontrar los perfectos.

Si tienes prisa por consejos de aprendizaje de inglés más rápidos que realmente funcionan, ¡entonces necesitas ver lo que la ciencia tiene que decir!

La ciencia del aprendizaje de idiomas

El aprendizaje de idiomas es un campo de investigación muy importante para los científicos. Eso es porque la capacidad de aprender un lenguaje complejo (complicado) es algo que hace a los humanos diferentes de otros animales.

La ciencia sabe cómo funciona el cerebro humano (principalmente). La ciencia sabe cómo aprendemos y hablamos.

Ha habido muchos, muchos estudios científicos que se centran en cómo las personas aprenden idiomas. Algunas investigaciones se utilizan para tratar de comprender cómo y por qué aprendemos idiomas, y se hace algo para descubrir los beneficios de aprender nuevos idiomas. Algunos estudios se centran en los bebés, que son excelentes aprendices del lenguaje natural, y otros simplemente se centran en los adultos.

¡Esa es mucha información! Entonces, ¿qué puedes hacer con toda esta investigación?

Al comprender cómo y por qué aprendemos idiomas de la manera en que lo hacemos, podemos hacer que nuestros viajes de aprendizaje de idiomas sean más rápidos y fáciles.

Lo que dice la ciencia:

Los científicos que estudian idiomas tienen un término especial para una de las formas en que aprendemos idiomas: aprendizaje de lenguaje implícito o inconsciente. Este tipo de aprendizaje ocurre cuando ni siquiera lo estamos intentando.

No sucede sentándose en un escritorio y estudiando las reglas una y otra vez. En cambio, sucede cuando escuchamos mucho inglés y cuando no prestamos mucha atención. El sonido del inglés está en segundo plano, y tu cerebro absorbe automáticamente los sonidos, los acentos, las palabras y la gramática, aunque no estés escuchando bien, hablando o tomando notas.

Lo loco es que aprendemos escuchando, incluso si no entendemos lo que significan las palabras. Estudio tras estudio muestra que es posible que las personas aprendan cualquier idioma al escuchar de esta manera: incluso podemos aprender idiomas falsos (los que los científicos inventan para su investigación) simplemente escuchando cómo las personas los hablan.

Eso es porque cuando escuchamos el idioma escuchamos los patrones. Es una forma más natural de aprender: los niños lo hacen todo el tiempo. ¡Piénsalo! Cuando los bebés son muy, muy jóvenes, no pueden hablar. Ellos solo pueden escuchar Pasan mucho tiempo escuchando antes de poder entender completamente lo que se dice, y antes de que puedan usar el idioma por sí mismos.

Lo que puedes hacer:

Escucha todo el inglés que puedas. Escuche constantemente! Siempre que pueda, asegúrese de tener algo en inglés tocando en su habitación, en su oficina o en sus auriculares.

Mire televisión en inglés, escuche música en inglés y escuche audiolibros en inglés. Vaya a lugares donde pueda escuchar a hablantes nativos de inglés hablar entre ellos. Escucha todo el inglés hablado que puedas. No tiene que escuchar atentamente: mientras escucha, puede caminar, disfrutar de la vista, lavar los platos, leer un libro, hacer ejercicio en el gimnasio, hacer su tarea, escribir un ensayo o hacer su trabajo diario.

No importa qué, siempre y cuando los sonidos del inglés entren en tus oídos y en tu cerebro, ¡aprenderás más inglés de lo que crees!

2. Aprende las similitudes

Lo que dice la ciencia:

Una de las cosas más difíciles de aprender un nuevo idioma es aprender todos los sonidos nuevos. ¡El idioma inglés puede incluso tener algunos sonidos que su lengua materna nunca usa!

Sin embargo, hay buenas noticias: según este estudio, todos nacemos con la comprensión de qué sonidos tienen sentido y cuáles no. Aunque los idiomas pueden ser muy diferentes, todos comparten algunas similitudes.

Por ejemplo, aunque algunas palabras en inglés comienzan con las letras "BL" (como "blink"), probablemente nunca escuches que una palabra comience con las letras "LB". Intenta hacer ese sonido. ¡Es raro! Algunos sonidos simplemente no tienen sentido, incluso para los bebés que no conocen ninguna palabra.